Del escritorio de...

Búsqueda

Lo más reciente

13 Septiembre 2017
09 Agosto 2017

Compraventa de un Bien Inmueble

La compra de un bien inmueble es la inversión más importante que la mayoría de los ciudadanos realizará al menos una vez en su vida, por lo que te aconsejamos que si estás pensando en comprar o vender un bien inmueble acudas al notario antes de hacer algún trámite. En la notaría 62 te asesoraremos sobre todos los pasos que tienes que dar para adquirir un bien con las máximas garantías.

El sistema actual, basado en una estrecha colaboración entre el notario y el Registro de la Propiedad, te puede brindar la máxima seguridad jurídica. Debes pedir asesoramiento antes de la firma de cualquier documento o recibo, e incluso antes de la entrega de cualquier dinero.

Los otorgantes de una compraventa declaran ante el notario, en la escritura pública, su voluntad de vender y comprar y las condiciones de aquélla, y el notario recoge bajo su fe esas declaraciones. Por eso se dice que la escritura pública es fehaciente, es decir, que hace fe por sí misma. El documento privado no es fehaciente. De ahí la importancia que en el saber común se le da a que las declaraciones se efectúen ‘ante notario’.

El notario no se limita a dar fe, sino que su actuación profesional proporciona seguridad jurídica en la compraventa, mediante diversas comprobaciones:

Comprobación de identidad, capacidad y legitimaciones del comprador y vendedor: el Notario comprobará la identidad de las partes que intervienen en el contrato mediante su IFE o pasaportes vigentes, de los que guardará una copia en sus archivos físicos o electrónicos. Asimismo apreciará que el comprador y el vendedor tienen la capacidad suficiente para poder vender y comprar, respectivamente, y que están suficientemente legitimados para hacerlo en el caso de que actúen en nombre y representación de otras personas, ya sean menores de edad, incapacitados judicialmente, extranjeros por poderes o representantes de personas jurídicas (sociedades, cooperativas, asociaciones, fundaciones…). También comprobará, respecto del comprador y el vendedor, si están casados y bajo qué régimen económico matrimonial para determinar si hace falta que el cónyuge del vendedor también intervenga y, respecto del comprador, con qué carácter compra la vivienda.

Comprobación del título del vendedor: El notario comprobará el título de propiedad del vendedor, ya sea una escritura, una sentencia judicial o un documento de la administración pública y dejará constancia de la venta efectuada en ese mismo título.

Comprobación de la vivienda habitual del vendedor: El notario exigirá del vendedor que éste manifieste en la escritura si la vivienda que vende es su vivienda habitual familiar, ya que en caso de serlo, también deberá consentir la venta el cónyuge o la pareja de hecho, en caso de tenerla, aunque la vivienda sea de propiedad exclusiva del vendedor.

Comprobación registral de titularidad, cargas y seguridad en la compra: Mediante petición de información registral previa y presentación inmediata de la escritura en el Registro de la Propiedad. El notario, con carácter previo a la compraventa, solicita del Registro de la Propiedad una nota informativa en la que conste quién es el propietario de la vivienda, y si está libre de cargas, o sobre ella pesan hipotecas, embargos, o cualquier otro gravamen (será así hasta que los registradores le permitan acceder en línea a los libros de registro, tal y como establece la ley). Una vez otorgada la escritura de compraventa, el notario la presenta el mismo día en el Registro de la Propiedad. Se trata de un mecanismo dual que pretende ofrecer una información completa, y reducir prácticamente a cero los riesgos para el comprador, puesto que hecha la compra, el notario da entrada a su adquisición en el registro.

Comprobación del pago o no adeudo en cuotas de mantenimiento: el comprador debe solicitar que el vendedor aporte certificado de no adeudo en cuotas de mantenimiento, que acredite que el vendedor está al día en el pago de los gastos. El notario exigirá la entrega de ese certificado, sin perjuicio de que el comprador, habiéndose informado convenientemente del estado de las cuotas, exima al vendedor de aportar el certificado.

Comprobación de los medios de pago: El notario comprobará y dejará constancia en la escritura de cómo y cuándo se ha pagado la vivienda: mediante cheques bancarios, los números de las cuentas de donde ha salido el dinero, el número de la cuenta donde se ha ingresado el dinero en el caso de transferencia bancaria, o si se paga en ese mismo acto de la firma de la escritura. Así mismo dejará constancia de las obligaciones fiscales que se generan para las partes.

Advertencia de los vicios ocultos: El notario advertirá al vendedor de responder sobre los vicios que la vivienda pudiera tener y que no se aprecian a primera vista, sin perjuicio de que, por los motivos que fueran, el comprador dispense de esta obligación al vendedor.

Por lo anterior, en la Notaria 62 estamos complacidos en poder brindarles la asesoría necesaria para que puedan realizar sus operaciones, garantizando certeza jurídica y el menor tiempo posible en todo nuestro catálogo de servicios Notariales.